ohmymum-vacaciones-rural

Los peques terminaron el cole y nuestro plan para Julio está siendo el más sencillo y mejor para ellos. El año pasado probamos a escapar de Madrid este mes con la suerte y flexibilidad que da poder trabajar con un ordenador en cualquier parte. Este año repetimos plan y, aunque nosotros estemos yendo y viniendo a Madrid, el “campamento base” se ha trasladado a Ezcaray.

ohmymum-vacaciones-rural

Campamento de verano y tardes de paseo

Por las mañanas ellos van a la escuela de verano y yo trabajo desde casa.¡No te puedes imaginar lo que cunden 4 horas mañaneras enteritas para mi!

A medio día, volvemos de la escuela juntos en bici, sin prisas, comemos juntos, siesteamos juntos y pasamos las tardes juntos probando el agua de todas las fuentes.

ohmymum-vacaciones-rural
ohmymum-vacaciones-rural

Las tardes son para pasear, ir al río, merendar en el parque o subir a la Ermita de Allende. No está haciendo calor de piscina (ya llegará) así que aún no hemos estrenado los días de manguitos y crema solar. A cambio, hemos tenido un festival de magia en Ezcaray y a final de mes se celebra Ezcaray Fest, del que disfrutaremos en familia de la parte de programación más familiar. ¡Tiene buena pinta!.

Creo que sin duda poder escapar a Ezcaray está siendo para ellos como estar de vacaciones a pesar de ir unas horas a la escuela de verano. Cambiar la ciudad por el pueblo, hacer nuevos amigos, disfrutar de la naturaleza y del ritmo calmado que hay aquí.

ohmymum-vacaciones-rural
ohmymum-vacaciones-rural

Naturaleza y tiempo juntos

Hasta el plan más sencillo se convierte en una aventura para ellos. Ir a un merendero en el monte y tomar allí un bocata y algo de fruta es la excusa perfecta para después buscar piñas, contar mariquitas (no se porqué este año hay una plaga de mariquitas y están por todas partes) y entrar en el refugio a inventar historias de montañeros.

ohmymum-vacaciones-rural
ohmymum-vacaciones-rural

Se nota que Amaya y Mateo han bajado de revoluciones y están más tranquilos aquí que con el calorazo de Madrid. Están disfrutando también el uno del otro y jugando mucho mucho juntos. ¡Mucho aire libre, muchos juegos de mesa y mucha bici!

ohmymum-vacaciones-rural

Solo llevamos aquí medio mes pero realmente nos está sirviendo para desconectar de la rutina madrileña y cargar pilas de cara a Agosto. Entonces escaparemos unos días, si todo va bien, a la playa. Etapa que también disfrutan como agua de mayo y es que…¡no hay nada que me guste más que ver a mis hijos disfrutar de cada plan de las vacaciones!.

 

1 Comentario

  1. Marisa Peral 12/07/2017 at 17:09

    Recuerdos de vuestra infancia😊, cuando las vacaciones eran escolares para mí también y disfrutábamos de los días largos de piscina mañanera y excursión con merienda por la tarde, cuando en vacaciones también venía Santillana en vuestras maletas.
    ¡Todo vuelve pero pasa mí, queda tan lejos!

    Responder

¿Me dejas un comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *